Publique en esta revista
Información de la revista
Vol. 12. Núm. 3.
Páginas 158-160 (Mayo - Junio 2016)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Visitas
2838
Vol. 12. Núm. 3.
Páginas 158-160 (Mayo - Junio 2016)
Caso clínico
DOI: 10.1016/j.reuma.2015.07.005
Acceso a texto completo
Calcifilaxis asociada a artritis reumatoide: comunicación de otro caso
Calciphylaxis associated with rheumatoid arthritis: Communication of another case
Visitas
2838
Alberto Ortiza, Susana Roveranoa,
Autor para correspondencia
susanarove@yahoo.com.ar

Autor para correspondencia.
, Jesica Galloa, Eduardo Henaresb, Mónica Elettib, Sergio Pairaa
a Sección de Reumatología, Hospital JM Cullen, Santa Fe, Argentina
b Servicio de Anatomía Patológica, Hospital JM Cullen, Santa Fe, Argentina
Este artículo ha recibido
2838
Visitas
Información del artículo
Resumen
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Figuras (2)
Resumen

La calcifilaxis ha sido definida como una sensibilidad a la calcificación de los tejidos, descrita primariamente en pacientes con insuficiencia renal crónica, trasplante renal o disfunción de glándulas paratiroides. Existen pocos casos descritos de pacientes con artritis reumatoide, sin insuficiencia renal, ni disfunción paratiroidea. Nosotros presentamos otro caso en una mujer con artritis reumatoide inactiva.

Palabras clave:
Calcifilaxis
Necrosis cutánea
Vasculitis
Abstract

Calciphylaxis has been defined as tissue sensitivity to calcification, described mainly in patients with chronic renal insufficiency, renal transplant, or parathyroid dysfunction. There are few cases described in patients with rheumatoid arthritis that do not suffer from renal failure or hyperparathyroidism. Another case is presented of calciphylaxis in a woman with inactive rheumatoid arthritis.

Keywords:
Calciphylaxis
Skin necrosis
Vasculitis
Texto completo
Introducción

La calcifilaxis ha sido definida como una sensibilidad a la calcificación de los tejidos, afectando a vasos de pequeño y mediano tamaño, especialmente en la piel, causando necrosis1. Este raro fenómeno ha sido descrito predominantemente en mujeres obesas, con insuficiencia renal crónica, en diálisis (90% de los casos), con trasplante renal o disfunción de las glándulas paratiroideas, hiperparatiroidismo primario, linfoma, leucemia y mieloma múltiple2–5. No existen muchos datos en caso de artritis reumatoide en ausencia de insuficiencia renal e hiperparatiroidismo1,6–9.

Objetivo: Presentación de un caso de calcifilaxis con artritis reumatoide inactiva sin insuficiencia renal ni hiperparatiroidismo.

Caso

Mujer de 52 años de edad, admitida en nuestro servicio con artritis reumatoide no erosiva, seropositiva, no nodular (criterios ACR 1987) de 5 años de evolución. En 2011 fue hospitalizada por lesiones ampollares, eritematosas y necróticas en su pierna izquierda. En el examen físico se observaron escaras necróticas en la pierna izquierda (fig. 1). La paciente presentaba una artritis reumatoide inactiva, el resto del examen físico fue normal.

Figura 1.

Escara necrótica en pierna izquierda.

(0,24MB).

En el momento de la hospitalización tenía el siguiente tratamiento: metotrexate 15mg/semana, leflunomida 20mg/día, prednisona 4mg/día y ácido fólico 1mg/día, calcio+vitamina D. En el laboratorio de admisión el calcio y el fosfato sérico eran normales, así como hemocultivos, urocultivos, serología para hepatitis B y C eran negativos. La radiografía de tórax no mostró anormalidades. Dos eco-Doppler color de miembro inferior izquierdo descartaron la presencia de trombosis arterial o venosa.

Se realizó una biopsia de la piel de la cara anterior de la pierna izquierda que evidenció la presencia de calcificaciones de la pared vascular y trombosis de la luz endovascular, hallazgos compatibles con calcifilaxis (fig. 2). Los cultivos de la biopsia descartaron la presencia de hongos, micobacterias y otros gérmenes.

Figura 2.

Calcificación vascular (hematoxilina & eosina, ×40).

(0,26MB).

La paciente respondió favorablemente al tratamiento local y cuidados generales, y sin recurrencias hasta la fecha.

Discusión

La calcifilaxis debería considerarse una vasculopatía con proliferación intimal y fibrosis asociada a deposición de calcio generalizada o localizada junto con inflamación y esclerosis1. A diferencia de la calcinosis o metástasis cálcicas, que también pueden encontrarse en pacientes con insuficiencia renal o colagenopatías, pero no se asocia a fibrosis endoluminal, isquemia y trombosis como puede observarse en la calcifilaxis10.

El verdadero síndrome de calcifilaxis se caracteriza por presentar tres fases: 1) sensibilización producida por agentes movilizadores del calcio como la vitamina D, hormona paratiroidea o nefrectomía bilateral; 2) período crítico, momento de latencia entre la sensibilización y la inducción de calcifilaxis, y 3) agentes inductores, que si son aplicados localmente, la respuesta será en la piel o el tejido subcutáneo (calcifilaxis local), pero si son aplicados en forma parenteral se desencadenará una respuesta en diferentes órganos11.

Existen 2 patrones de distribución clínica: una central, la más frecuente, afectando el tronco con una mortalidad del 86%, y una periférica que compromete miembros y el pene con una mortalidad del 32%1,12. La distribución de las lesiones en nuestra paciente fue periférica, teniendo una artritis reumatoide inactiva, sin insuficiencia renal o hipercalcemia aunque estaba medicada con sensibilizadores como el calcio y la vitamina D e inductores como los glucocorticoides y el metotrexate. La trombosis fue descartada como causa de las lesiones al igual que la hepatitis B y C. La biopsia no mostró el típico trombo del síndrome antifosfolípidos. La presencia de múltiples calcificaciones en la pared de los pequeños y medianos vasos fue concluyente para el diagnóstico.

En estos pacientes la mortalidad por sepsis es alta. El tratamiento consiste en cuidados locales, corrección del medio interno y una correcta hidratación y nutrición12.

La calcifilaxis de origen no urémico asociada a otras enfermedades del tejido conectivo han sido raramente descritas, existiendo solo 2 casos de calcifilaxis y arteritis de células gigantes13.

Dado que la calcifilaxis es uno de los simuladores de vasculitis, esta debería considerarse como diagnóstico diferencial de vasculitis, embolia de cristales de colesterol, mixoma auricular, amiloidosis, endocarditis, necrosis cutánea por cocaína, necrosis cutánea inducida por warfarina, enfermedad de Buerger, paniculitis, linfoma angiotrópico, síndrome antifosfolipídico, síndrome hipereosinofílico, vasculitis inducida por levamisol, enfermedad de Degos, púrpura trombótica trombocitopénica, entre otras causas de necrosis cutánea14,15. Existiendo 5 casos similares descritos en la literatura1,6–8, habiendo sido, uno de ellos, descrito por nuestro grupo9, creemos importante considerar este diagnóstico como una potencial complicación en artritis reumatoidea y diferenciarlo de otras causas de necrosis cutánea.

Si bien es más frecuente la observación de calcifilaxis en pacientes con insuficiencia renal en diálisis y/o trastornos del metabolismo fosfocálcico, la descripción de esta enfermedad en 5 pacientes con artritis reumatoidea, algunos de ellos sin insuficiencia renal ni alteraciones del metabolismo fosfocálcico, nos alerta en cuanto a tener presente esta entidad en pacientes con artritis reumatoide y lesiones cutáneas necróticas. Teniendo en cuenta la mala evolución de estos pacientes, el diagnóstico es fundamental para comenzar el tratamiento.

Responsabilidades éticasProtección de personas y animales

Los autores declaran que para esta investigación no se han realizado experimentos en seres humanos ni en animales.

Confidencialidad de los datos

Los autores declaran que han seguido los protocolos de su centro de trabajo sobre la publicación de datos de pacientes.

Derecho a la privacidad y consentimiento informado

Los autores declaran que en este artículo no aparecen datos de pacientes.

Financiación

Los autores no han recibido ningún tipo de financiación para la realización de este trabajo.

Conflicto de intereses

Los autores declaran no tener ningún conflicto de intereses.

Bibliografía
[1]
Z. Ozbalkan, M. Calguneri, A.M. Onat, M.A. Ozturk.
Development of calciphylaxis after long-term steroid and methotrexate use in a patient with rheumatoid arthritis.
Intern Med, 44 (2005), pp. 1178-1181
[2]
S. Goyal, K. Huhn, T. Provost.
Calciphylaxis in a patient without renal failure or elevated parathyroid hormone: Possible aetiological role of chemotherapy.
Br J Dermatol, 143 (2000), pp. 1087-1090
[3]
Nunley J. Calciphylaxis. E-Medicine 2008 [consultado 2 mayo 2006]. Disponible en: http://www.emedicine.com/derm/topic555.htm
[4]
R.W. Parker, C.P. Mouton, D.W. Young, D.V. Espino.
Early recognition and treatment of calciphylaxis.
[5]
D.H. Oh, D. Eulau, D.A. Tokugawa, J.S. McGuire, S. Kohler.
Five cases of calciphylaxis and a review of the literature.
J Am Acad Dermatol, 40 (1999), pp. 979-987
[6]
C. Korkmaz, E. Dundar, I. Zubaroglu.
Calciphylaxis in a patient with rheumatoid arthritis without renal failure and hyperparathyroidism: The possible role of long-term steroid use and protein S deficiency.
Clin Rheumatol, 21 (2002), pp. 66-69
[7]
M. Hammadah, S. Chaturvedi, J. Jue, A.B. Buletko, M. Qintar, M. Eid Madmani, et al.
Acral gangrene as a presentation of non-uremic calciphylaxis.
Avicenna J Med, 3 (2013), pp. 109-111
[8]
U. Malabu, L. Roberts, K. Sangla.
Calciphylaxis in a morbidly obese woman with rheumatoid arthritis presenting severe weight loss and D vitamin deficiency.
Endocr Pract, 17 (2011), pp. e104-e108
[9]
A. Ortiz, F. Ceccato, S. Roverano, A. Albertengo, S. Paira.
Calciphylaxis associated with rheumatoid arthritis: Communication of the second case.
Clin Rheumatol, 28 (2009), pp. 65-68
[10]
J.M. Bargman.
Calciphylaxis, calcinosis and calcergy-separate but not equal.
J Rheumatol, 22 (1995), pp. 5-7
[11]
C. Magro, R. Simman, S. Jackson.
Calciphylaxis: A review.
J Am Col Certif Wound Spec, 2 (2010), pp. 66-72
[12]
B. Pollock, W.J. Cunliffe, W.J. Merchant.
Calciphylaxis in the absence of renal failure.
Clin Exp Dermatol, 25 (2000), pp. 389-392
[13]
K. Brouns, E. Verbeken, H. Degreef, H. Bobbaers, D. Blockmans.
Fatal calciphylaxis in two patients with giant cell arteritis.
Clin Rheumatol, 26 (2007), pp. 836-840
[14]
C. Battagliotti, G. Berbotto, S. Paira.
Manifestaciones cutáneas del síndrome de anticuerpos antifosfolipídico.
Síndrome antifosfolipídico. Actualización clínica y terapéutica, pp. 139-151
[15]
E.M. Miloslavsky, J.H. Stone, S.H. Unizony.
Challenging mimickers of primary systemic vasculitis.
Rheum Dis Clin N Am, 41 (2015), pp. 141-160
Copyright © 2015. Elsevier España, S.L.U. y Sociedad Española de Reumatología y Colegio Mexicano de Reumatología
Idiomas
Reumatología Clínica

Suscríbase a la newsletter

Opciones de artículo
Herramientas
es en

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

es en
Política de cookies Cookies policy
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. To improve our services and products, we use "cookies" (own or third parties authorized) to show advertising related to client preferences through the analyses of navigation customer behavior. Continuing navigation will be considered as acceptance of this use. You can change the settings or obtain more information by clicking here.