Publique en esta revista
Información de la revista
Vol. 14. Núm. 5.
Páginas 251-316 (Septiembre - Octubre 2018)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Vol. 14. Núm. 5.
Páginas 251-316 (Septiembre - Octubre 2018)
Carta al Editor
DOI: 10.1016/j.reuma.2017.09.003
Acceso a texto completo
Edema y dermatomiositis. Edema migratorio y solapamiento de dermatomiositis edematosa y vesiculoampollosa
Edema and dermatomyositis. Migratory edema and edematous and vesiculobullous dermatomyositis overlap
Visitas
547
Belén Lozano-Masdemonta,
Autor para correspondencia
belenmasdemont@gmail.com

Autor para correspondencia.
, Ana Pulido-Péreza, Verónica Parra-Blancob, José Antonio Avilés-Izquierdoa
a Servicio de Dermatología, Hospital General Universitario Gregorio Marañón, Madrid, España
b Servicio de Anatomía Patológica, Hospital General Universitario Gregorio Marañón, Madrid, España
Este artículo ha recibido
547
Visitas
Información del artículo
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Figuras (1)
Texto completo
Sr. Editor:

El edema extrafacial es una manifestación rara de la dermatomiositis (DM). A continuación se describen 2 casos.

Caso 1. Mujer de 86 años ingresada por disfagia, disnea, debilidad de las 4 extremidades (2/5) y edemas. Cuatro años antes había sido diagnosticada de neumonía organizada criptogénica mediante pruebas funcionales pulmonares, imagen e histología. Se observó que, además de edema periorbitario, presentaba edema con fóvea en miembros superiores e inferiores. Destacaban unas placas con vesiculoampollas en antebrazos y eritematoedematosas en muslos (fig. 1). La biopsia del muslo mostró atrofia epidérmica, ampolla subepidérmica, queratinocitos necróticos, infiltrado perivascular superficial, mucina y edema dérmico. La inmunofluorescencia directa fue negativa, así como los anticuerpos anti-Jo-1, anti-PL7, anti-PL12, anti-SRP-54, anti-Mi2, anti-Ku y anti-PM/Scl. La CK fue de 1.267U/L. El electromiograma demostró los cambios miopáticos y la biopsia muscular mostró atrofia perifascicular, infiltrado inflamatorio perimisial y perivascular CD4+.

Figura 1.

a: Placa eritematoedematosa con vesiculoampollas en superficie en miembro superior derecho. b. Edema y placas eritematoedematosas en los muslos.

(0,11MB).

Se descartó un origen cardíaco, renal, hepático y tiroideo del edema. La albúmina, en múltiples ingresos por disnea, astenia y edemas, estaba descendida (2,5-3,2g/dL) con normalidad tras corticoterapia. Tras revisar su historia, se descubrió, ya al diagnóstico de su neumopatía, una CK elevada (1.370U/L). La tomografía computarizada evidenció una lesión mamaria que resultó ser un carcinoma ductal infiltrante. Se trató con prednisona 1mg/kg/día y 5 sesiones de plasmaféresis. Tras la mastectomía, persistió la disfagia y se descubrió un adenocarcinoma difuso de células en anillo de sello diseminado. A los 4 meses, se produjo el exitus por insuficiencia respiratoria.

Caso 2. Varón de 71 años, tratado de cáncer de cavum 7 meses antes, que consultó por debilidad de miembros superiores (2/5), inferiores (3/5), lesiones cutáneas y tumefacción migratoria: al comienzo en cuello y región supraclavicular, siguiéndose de tobillos, abdomen y miembros superiores. Se descartaron otras causas de edema. La CK fue de 728U/L y el mismo panel de anticuerpos fue negativo. El electromiograma y la biopsia muscular fueron similares al caso anterior. Tras una semana con prednisona 1mg/kg/día el edema se resolvió; se incrementó el tratamiento con metotrexato 20mg/semana pero falleció a los 7 meses por insuficiencia muscular respiratoria.

La DM edematosa1–5 podría suponer hasta el 6% de las DM1. Se caracteriza por edema extrafacial, localizado o generalizado, con o sin fóvea, sin otra causa de edema. Es más prevalente en mujeres (2:1), con edades entre los 23 y 93 años. El retraso en el diagnóstico supera los 2 meses2. Se especula que se origine por isquemia de la microvasculatura. Hasta la fecha, no se había descrito la localización migratoria tan característica de nuestro caso. La DM vesiculoampollosa consiste en vesiculoampollas subepidérmicas con biopsia típica de DM, sin otra dermatosis ampollosa. Se propone que su causa sea la fricción, el edema dérmico y la mucina. La biopsia del primer caso fue tomada del muslo, donde no se observó despegamiento clínico, luego consideramos que el despegamiento es secundario al edema y que ambas formas clínicas, edematosa y vesiculoampollosa, podrían ser la misma manifestación o solaparse. Tampoco la distribución indica una causa mecánica y existen casos similares con intenso edema sobre el que aparece el despegamiento5–7.

La causa de la hipoalbuminemia del primer caso se debe al estado proinflamatorio de la enfermedad pulmonar intersticial y la DM aún no diagnosticada8,9. Esta hipoalbuminemia podría ser causa de edema generalizado, pero no de placas eritematoedematosas y vesiculoampollosas.

La literatura muestra que la DM edematosa podría estar asociada a miopatía más grave y disfagia, dato que ocurre en nuestros pacientes1–3. Asimismo, la DM vesiculoampollosa estaría fuertemente asociada a neoplasia y peor pronóstico6,10. El edema extrafacial en DM, en cualquiera de sus variantes, debería alertar de una mayor gravedad y llevar a una búsqueda activa de neoplasia.

Bibliografía
[1]
J.C. Milisenda, P.I. Doti, S. Prieto-González, J.M. Grau.
Dermatomyositis presenting with severe subcutaneous edema: Five additional cases and review of the literature.
Semin Arthritis Rheum., 44 (2014), pp. 228-233
[2]
R. Goussot, C. Wettlé, C. le Coz, B. Cribier, D. Lipsker.
Severe edematous dermatomyositis.
Ann Dermatol Venereol., 143 (2016), pp. 202-209
[3]
Y. Chai, T.E. Bertorini, Y.D. Li, C. Mitchell, H. Guan.
Limb edema and anasarca associated with severe dermatomyositis: Report of four cases.
Neuromuscul Disord., 21 (2011), pp. 439-442
[4]
K.D. Jung, P.S. Kim, H.Y. Park, C.R. Kim, J.Y. Byun, D.Y. Lee, et al.
Dermatomyositis associated with generalized subcutaneous edema and Evans syndrome.
J Am Acad Dermatol., 66 (2012), pp. 144-147
[5]
M. Watanabe, K. Natsuga, K. Arita, R. Abe, H. Shimizu.
Generalized acute subcutaneous edema as a rare cutaneous manifestation of severe dermatomyositis.
J Eur Acad Dermatol Venereol., 30 (2016), pp. e151-e152
[6]
J. Mitsuya, H. Hara, A. Hattori, A. Matsunaga, T. Terui.
Vesicle formation in dermatomyositis associated with colon carcinoma.
Clin Exp Dermatol., 34 (2009), pp. e221-e222
[7]
K. Nishigori, T. Yamamoto, H. Yokozeki.
Vesiculo-bullous dermatomyositis: Report of three cases.
Dermatol Online J., 15 (2009), pp. 6
[8]
A. Bohan, J.B. Peter.
Polymyositis and dermatomyositis (first of two parts).
N.Engl J Med., 292 (1975), pp. 344-347
[9]
A. Bohan, J.B. Peter.
Polymyositis and dermatomyositis (second of two parts).
N Engl J Med., 292 (1975), pp. 403-407
[10]
M. Kubo, S. Sato, H. Kitahara, T. Tsuchida, K. Tamaki.
Vesicle formation in dermatomyositis associated with gynecologic malignancies.
J Am Acad Dermatol., 34 (1996), pp. 391-394
Copyright © 2017. Elsevier España, S.L.U. and Sociedad Española de Reumatología y Colegio Mexicano de Reumatología
Idiomas
Reumatología Clínica

Suscríbase a la newsletter

Opciones de artículo
Herramientas
es en

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

es en
Política de cookies Cookies policy
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. To improve our services and products, we use "cookies" (own or third parties authorized) to show advertising related to client preferences through the analyses of navigation customer behavior. Continuing navigation will be considered as acceptance of this use. You can change the settings or obtain more information by clicking here.