Publique en esta revista
Información de la revista
Vol. 4. Núm. 1.
Páginas 13-18 (Enero - Febrero 2008)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Visitas
6147
Vol. 4. Núm. 1.
Páginas 13-18 (Enero - Febrero 2008)
Originales
DOI: 10.1016/S1699-258X(08)71790-X
Acceso a texto completo
Prevalencia de enfermedad vascular aterosclerótica en pacientes cubanos con lupus eritematoso sistémico
Prevalence of Atherosclerotic Vascular Disease in Cuban Patients With Systemic Lupus Erythematosus
Visitas
6147
Miguel Estévez del Toroa,
Autor para correspondencia
mestevez@infomed.sld.cu

Correspondencia: Dr. M. Estévez del Toro. Hospital Hermanos Ameijeiras. San Lázaro 701, Márquez González y Lucena. CP10300. La Habana. Cuba.
, Araceli Chico Capotea, Roque Alejandro Barahona Jorgea, Rosa Jiménez Panequeb, Jorge Hernández Castroc
a Servicio de Reumatología. Hospital Hermanos Ameijeiras. La Habana. Cuba
b Servicio de Bioestadística. Hospital Hermanos Ameijeiras. La Habana. Cuba
c Servicio de Radiología. Hospital Hermanos Ameijeiras. La Habana. Cuba
Este artículo ha recibido
6147
Visitas
Información del artículo
Resumen
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Tablas (4)
Tabla 1. Características de los pacientes con lupus eritematoso sistémico y los controles
Tabla 2. Características de los pacientes con lupus eritematoso sistémico según presentaran o no placa aterosclerótica
Tabla 3. Pacientes con lupus eritematoso sistémico, con placa o sin placa, con respecto a la dosis acumulada de medicamentos
Tabla 4. Análisis de regresión logística de predictores independientes de aterosclerosis en pacientes con lupus eritematoso sistémico (LES)
Mostrar másMostrar menos

La morbimortalidad asociada a enfermedad vascular aterosclerótica ha aumentado en los enfermos con lupus eritematoso sistémico (LES).

Objetivos

Determinar la frecuencia con que se encuentra la enfermedad vascular aterosclerótica en nuestros pacientes, e identificar la asociación de algunos factores de riesgo con su presencia.

Método

El estudio incluyó a 51 pacientes y 51 controles identificados por edad, sexo y color de piel, a quienes se realizó ultrasonido de carótida para medir el grosor del complejo íntima-media y determinar la presencia de placa. Se identificaron, en pacientes y controles, los factores de riesgos clásicos, como edad, hábito tabáquico, hipertensión arterial, diabetes mellitus e hiperlipemia. En los pacientes con LES se analizaron además las características clínicas de la enfermedad y los tratamientos recibidos. Finalmente, se estudió la influencia de todas estas variables en la enfermedad vascular aterosclerótica de los pacientes con LES.

Resultados

Los factores de riesgo fueron similares entre pacientes y controles con la excepción de la hipertrigliceridemia más frecuente en los pacientes. La presencia de placa fue más prevalente en los pacientes que en los controles (el 56,9% frente al 23,5%, p=0,001). En el análisis multivariable, la edad (odds ratio [OR] = 1,31; intervalo de confianza [IC] del 95%, 1,038-1,253; p = 0,005), el diagnóstico de LES (OR = 3,872; IC del 95%, 1,4-10,2; p=0,005) y el daño sistémico valorado por el índice de SLICC/ACR (OR = 3,884; IC del 95%, 1,1-12,9; p=0,006) fueron las variables que de forma independiente se asociaron a la presencia de aterosclerosis en los pacientes con LES.

Conclusiones

La frecuencia de aterosclerosis se encuentra aumentada en los pacientes con LES, y parece que podría estar asociada a otros factores de riesgo independientes a los clásicamente implicados en la aterosclerosis.

Palabras clave:
Prevalencia
Aterosclerosis vascular
Lupus eritematoso sistémico

Atherosclerotic vascular disease-associated mortality and morbidity has increased in sick patients with with systemic erythematosus lupus (SLE).

Objectives

To determine frequency of atherosclerotic vascular disease (AVD) in our patients, and to identify associations of some risk factors associated to its presence.

Method

Study included 51 patients and 51 controls paired by age, sex, and skin colour, who underwent carotid ultrasound (US) to measure thickness of intimamedial complex, and to determine presence of plaques. In patients and controls we analyzed the presence of classic risk factors, eg age, smoking, high blood pressure, diabetes mellitus, and hyperlipidemia. In addition in SLE we also analyzed the influencie on AVD of the clinical features of disease, as well as treatments applied.

Results

Risk factors were similar between patients and controls, except for hypertriglyeridemia, which was more frequent in patients. Presence of plaque was more prevalent in patients than in controls (59.9 vs 23.5%, P=.001). In multivariate analysis age (OR, 1.31; 95% CI, 1.038-1.253; P=.005), diagnosis of SLE (OR, = 3.872; CI 95%, 1.4-10.2; p = 0.005), and presence of damage by SLICC/ACR (OR, 34.884; 95% CI, 1.1-12.9; P=.006) were the only variables independently associated to the presence of atherosclerosis in our patients.

Conclusions

Frequency of atherosclerosis is increased in patients presenting with SLE, risk factors independent of those classics, seem to be associated with this presence.

Key words:
Prevalence
Atherosclerotic vascular disease
Systemic lupus erythematosus
Texto completo
Introducción

El lupus eritematoso sistémico (LES) es una enfermedad crónica, autoinmunitaria, causada por el depósito de autoanticuerpos e inmunocomplejos en los tejidos, que lleva al desarrollo de un proceso inflamatorio con lesión de los órganos afectados. Es una enfermedad caracterizada por complejas alteraciones y desequilibrios en el sistema inmunitario1,2.

Hasta los años cincuenta, la enfermedad era de curso fatal, pero en las últimas décadas su pronóstico ha mejorado de forma significativa, con tasas de supervivencia superiores del 90, el 85 y el 70% a los 5, 10 y 20 años, respectivamente3–5, sin embargo, esto ha comportado la aparición de nuevas complicaciones que inciden en la morbimortalidad de los pacientes con LES, entre ellas se encuentra la enfermedad vascular aterosclerótica6,7. Urowitz et al8, en 1976, describieron infartos cardíacos prematuros en este tipo de pacientes. Un hallazgo que se confirmó en estudios subsecuentes9,10.

Los eventos clínicos vinculados a la enfermedad aterosclerótica son sólo una parte del problema y se considera que el fenómeno latente subclínico es mucho más prevalente. La utilización de estudios no invasivos, como el ultrasonido de carótida, ha permitido demostrar la presencia de aterosclerosis, evidenciando un incremento del grosor del complejo íntima-media, y placas en pacientes con LES en un porcentaje mayor que en personas sanas, que oscila entre el 17 y el 65% de los pacientes estudiados11–15.

La hipótesis de que la aterosclerosis es más frecuente en pacientes con LES se puede entender fácilmente si tenemos en cuenta que factores de riesgo convencionales, como la hipertensión arterial, la dislipemia y la diabetes, pueden estar exacerbados o causados por el tratamiento con corticosteroides que reciben habitualmente estos pacientes16–18; sin embargo, los factores de riesgo tradicionales no son suficientes para explicar la elevada prevalencia de infarto agudo de miocardio y evento vasculocerebral en estos pacientes7–11,19. Lo que indica que el LES per se puede ser un factor de riesgo para aterosclerosis.

Recientemente, la identificación de factores inflamatorios/inmunológicos en pacientes con aterosclerosis acelerada sugiere un mecanismo patogénico común en LES y aterosclerosis20–22.

El objetivo de este trabajo fue conocer la prevalencia de aterosclerosis en nuestros pacientes con LES y analizar la influencia en ésta de diversos factores, tanto los clásicos como algunos dependientes de la enfermedad.

Pacientes y método

De un total de 206 pacientes con LES atendidos entre enero y junio de 2006 en área de consulta externa del Servicio de Reumatología del Hospital Hermanos Ameijeiras en Ciudad de La Habana, Cuba, se incluyó de forma consecutiva a 51 de estos enfermos en el estudio. Todos los pacientes cumplían con al menos 4 de los criterios de clasificación para LES del American College of Rheumatology23. Se excluyó a los pacientes menores de 18 años, a las embarazadas y a los pacientes con deterioro importante de la función renal (valor de creatinina superior a 300mmol/l o un aclaramiento de creatinina inferior a 30ml/min). Se excluyeron los pacientes con deterioro renal porque se consideró que estos pacientes presentaban trastornos metabólicos asociados al deterioro de la función renal que podían influir significativamente en la génesis de ateromatosis con independencia de la presencia o no de LES. De los pacientes incluidos, 7 habían tenido algún episodio clínico asociado a su ateromatosis vascular; uno, un accidente vascular encefálico trombótico; 2, infarto del miocardio, y 4, angina de pecho.

Los pacientes incluidos fueron apareados cada uno con un control sano de iguales color de piel, sexo y edad (con un intervalo máximo de 5 años). Ninguno de los controles incluidos padecía ninguna enfermedad reumática inflamatoria u otra enfermedad que requiriera el uso permanente o transitorio de glucocorticoides.

Los pacientes y controles que participaron en el estudio completaron el mismo protocolo de investigación, que incluía la recogida de las siguientes variables: edad, color de piel, sexo, índice de masa corporal (se consideró sobrepeso valores superiores de 25), hipertensión arterial (diagnosticada por historia clínica y/o detección de cifras de presión arterial superiores a 140/90, diabetes mellitus (diagnosticada por historia clínica y/o cifras superiores a 6,3mmol en ayunas), hábito tabáquico (se consideró no fumador a la persona que nunca lo había hecho y a los que fumaron menos de un año y llevaban más de 6 meses sin fumar), antecedentes familiares de enfermedad cardiovascular prematura (infarto del miocardio antes de los 65 años en el padre o de los 55 años en la madre), presencia de hipercolesterolemia (datos en historia clínica y/o concentraciones en sangre (> 6,7mmol/l) e hipertrigliceridemia (datos en historia clínica y/o niveles en sangre > 1,88mmol en varones y 1,60mmol/l en mujeres).

En los pacientes con LES se consideraron además variables dependientes de la enfermedad como: tiempo de evolución, patrón clínico de la enfermedad, considerando enfermedad con afectación de órganos o sistemas vitales a los que hubiesen tenido afección renal (nefritis lúpica proliferativa), cardiopulmonar (derrames pleurales o pericárdicos severos, neumonitis o miocarditis), hematológica (anemia hemolítica y trombopenia severa < 50.000/ml) o neurológica (psicosis, convulsiones, mielitis transversa), el resto se consideró afección no vital. Asimismo, se determinó el índice de lesión sistémica del LES mediante el SLICC/ACR, considerando presencia de lesión la detección de al menos un punto en este índice. Finalmente se recogieron las dosis acumuladas y el tiempo de uso de glucocorticoides, ciclofosfamida, azatioprina y antimaláricos.

El protocolo de esta investigación fue aprobado por la Comisión Científica del Hospital Hermanos Ameijeiras, centro del Ministerio de Salud Pública de la República de Cuba, y los participantes dieron por escrito su conformidad.

Estudio ultrasonográfico

El estudio ultrasonográfico se llevó a cabo en el servicio de radiología de la institución. Para ello se utilizó un ultrasonido Doppler carotídeo en modo B, con un transductor de 7,5MHz. Todas las mediciones fueron realizadas por el mismo investigador, quien desconocía el diagnóstico de los pacientes. Las mediciones se realizaron en posición supina con la evaluación de las carótidas comunes en tres sitios diferentes: primero en el bulbo; segundo, 1cm en sentido descendente, y tercero, entre estas dos mediciones anteriores. Se consideró como variable final el valor mayor de las 3 mediciones.

De acuerdo con datos previamente publicados, el complejo íntima-media se consideró patológico cuando era mayor de 1mm, y se determinó la presencia de placa cuando la medición del complejo era > 1,3mm11–14.

Análisis estadístico

Estadística descriptiva con determinación de la t de Student para variables cuantitativas, y para las variables dicotómicas la prueba exacta de Fisher, y la de la χ2 para variables con más de dos categorías. La influencia de las distintas variables en la presencia de aterosclerosis se analizó por medio de una regresión logística. La significación estadística se fijó en p < 0,05. Los datos se procesaron con el paquete estadístico SPSS 11.0.

ResultadosComparación de pacientes y controles

Como se muestra en la tabla 1, pacientes y controles fueron similares respecto a las variables sociodemográficas (edad, sexo y raza). En cuanto a los factores clásicos de riesgo cardiovascular, los pacientes mostraron mayor porcentaje de sobrepeso (78,4 frente a 64,7; p = 0,0094), y concentraciones séricas elevadas de triglicéridos (60,8 frente a 25,5%; p = 0,0001). La frecuencia de hipertensión arterial fue también más elevada en pacientes que en controles, aunque sin alcanzar significación estadística (39% frente a 23,5%; p = 0,067). Para el resto de factores evaluados (diabetes mellitus, antecedente familiar de infarto de miocardio, tabaquismo, hipercolesterolemia) no se observaron diferencias significativas entre pacientes y controles.

Tabla 1.

Características de los pacientes con lupus eritematoso sistémico y los controles

Características  Pacientes (n = 51)  Controles (n = 51)  p 
Edad (años)  37,88 ± 11,04  37,76 ± 11,91  ns 
Mujeres (%)  46 (90,2)  46 (90,2)  ns 
Raza (%)       
Blanca  41 (80,4)  41 (80,4)  ns 
Negra  3 (5,9)  3 (5,9)  ns 
Mestiza  7 (13,17)  7 (13,17)  ns 
Sobrepeso (%)*  40 (78,4)  33 (64,7)  0,0094 
Hipertensión arterial (%)  20 (39,2)  12 (23,5)  0,067 
Fumador (%)  24 (47,1)  21 (41,2)  ns 
Antecedente familiar de infarto de miocardio (%)  8 (15,7)  10 (19,6)  ns 
Diabetes (%)  4 (7,8)  6 (11,8)  ns 
Colesterol elevado (%)  7 (13,7)  2 (3,9)  ns 
Triglicéridos elevados (%)  31 (60,8)  13 (25,5)  0,000 
Placa (mm)  29 (56,9)  12 (23,5)  0,001 
Grosor íntima-media (mm)  1,56 ± 0,69  1,21 ± 0,39  0,002 

Los datos se presentan como media ± desviación estándar o n (%).

*

Pacientes con índice de masa corporal > 25.

El grosor del complejo íntima-media a nivel carotídeo fue significativamente mayor en el grupo de los pacientes que en los controles (1,56 frente a 1,21mm; p = 0,002). Además, la prevalencia de ateromatosis (placa en carótida) fue también significativamente mayor en pacientes que en controles (29/56,9% frente a 12/23,5%; p = 0,001).

Diferencias que se mantuvieron en todos los grupos de edad y de forma especial alrededor de la quinta década de la vida.

Comparación de pacientes con y sin placa aterosclerótica

En el análisis univariable (tabla 2) los pacientes con LES y placa aterosclerótica tenían una media de edad significativamente mayor (41,9 frente a 32,3 años; p = 0,001). La presencia de daño sistémico medida por el índice de SLICC/ACR fue también significativamente más frecuente en los pacientes con placa (13/44,8%) que en los que no la tenían (3/13,6%) (p = 0,017).

Tabla 2.

Características de los pacientes con lupus eritematoso sistémico según presentaran o no placa aterosclerótica

Característica  Sin placa (n = 22)  Con placa (n = 29)  p 
Edad (años)  32,3 ± 8,5  41,9 ± 11,1  0,001 
Mujeres (%)  21 (95,6)  25 (86,2)  ns 
Raza (%)      ns 
Blanca  20 (90,9)  21 (72,4)   
Negra  1 (4,5)  2 (6,9)   
Mestiza  1 (4,5)  6 (20,7)   
Índice de masa corporal  26,8 ± 1,5  26,7 ± 1,7  ns 
Tabaquismo  10 (45,5)  14 (48,3)  ns 
Hipertensión arterial (%)  7 (31,8)  13 (44,8)  ns 
Diabetes (%)  1 (4,5)  3 (10,3)  ns 
Enfermedad vascular arteriosclerótica (%)  1 (4,5)  6 (20,7)  ns 
Historia familiar de infarto de miocardio (%)  3 (13,6)  5 (17,2)  ns 
Órgano vital afectado (%)  14 (63,6)  11 (37,9)  ns 
Colesterol elevado (%)  1 (4,5)  6 (20,7)  ns 
Triglicéridos elevados (%)  13 (59,1)  18 (62,1)  ns 
SLICC/ACR (%)  3 (13,6)  13 (44,8)  0,017 
Tiempo diagnóstico (años)  9,1 ± 4,8  10,8 ± 6,9  ns 

Los datos se presentan como media ± desviación estándar o n (%).

Con respecto al tiempo de evolución de la enfermedad, si bien éste era ligeramente superior en los pacientes con LES y aterosclerosis, las diferencias no alcanzaron significación estadística.

De los 51 pacientes, sólo 7 (14%) habían tenido algún evento clínico vascular (6, cardiovascular y 1, cerebrovascular); en 6/7 (85%) de éstos se identificó por ultrasonografía la presencia de placa aterosclerótica en el estudio. Finalmente, no se observaron diferencias con respecto a los factores de riesgo tradicionales entre los pacientes con y sin placa aterosclerótica (tabla 2), ni tampoco con respecto a las dosis acumuladas de cada uno de los medicamentos utilizados (tabla 3). En el análisis multivariable (tabla 4) de los posibles factores asociados a la presencia de placa ateromatosa en los pacientes con LES, sólo la edad (OR = 1,31; IC del 95%, 1,038-1,233; p = 0,005), la presencia de daño sistemático valorada por el índice SLICC/ACR (OR = 3,82; IC del 95%, 1,16-12,95; p = 0,005) y el diagnóstico de LES (OR = 3,82; IC del 95%, 1,46-10,21; p = 0,006) se asociaron de forma independiente a la presencia de aterosclerosis.

Tabla 3.

Pacientes con lupus eritematoso sistémico, con placa o sin placa, con respecto a la dosis acumulada de medicamentos

Dosis acumulada  Sin placa (n = 22), n (%)  Con placa (n = 29), n (%) 
Prednisona      ns 
209 (40,9)  11 (37,9)   
20-407 (31,8)  8 (27,6)   
40-606 (27,3)  10 (34,5)   
Ciclofosfamida      ns 
011 (50)  18 (62,1)   
< 60 (0)  3 (10,3)   
6-125 (22,7)  4 (13,8)   
> 126 (27,3)  14 (13,8)   
Antimaláricos      ns 
014 (63,6)  15 (51,7)   
< 905 (22,7)  4 (13,8)   
90-2703 (13,6)  3 (10,3)   
> 2700 (0)  7 (24,1)   
Azatioprina      ns 
011 (50)  12 (41,4)  ns 
< 365 (22,7)  7 (24,1)   
36-722 (9,1)  3 (10,3)   
> 724 (18,2)  7 (24,1)   
Tabla 4.

Análisis de regresión logística de predictores independientes de aterosclerosis en pacientes con lupus eritematoso sistémico (LES)

  OR ajustada  IC del 95%  p 
Edad  1,131  1,038-1,233  0,005 
Grupo (LES/control)  3,872  1,468-10,211  0,006 
SLICC/ACR (índice de daño)  3,884  1,165-12,951  0,027 
Discusión

El principal resultado del trabajo radica en la demostración de que la aterosclerosis es claramente más frecuente en los pacientes con LES que en personas sin la enfermedad de igual edad y sexo (57 frente a 24%; p = 0,001). Además, la presencia de aterosclerosis en estos pacientes con LES no parece asociarse a los factores clásicos de riesgo cardiovascular. En este sentido, el comportamiento de nuestros pacientes es similar al de los de otras áreas del mundo, aunque diferente en el valor de la prevalencia11–13.

La presencia de aterosclerosis en pacientes con LES valorada por ultrasonografía varía en los diferentes estudios entre un 17 y un 65% dependiendo especialmente de la presencia de eventos cardiovasculares clínicos previos, la edad, y la técnica ecográfica utilizada11–14. Así, en nuestro estudio hemos utilizado para definir aterosclerosis los criterios clásicos previamente publicados11–14. La prevalencia de aterosclerosis (54%) que hemos encontrado se halla entre las más altas reportadas, sin embargo en un estudio realizado en Brasil24 con una población sensiblemente más joven a la nuestra (media de edad: 34 años), pero con similares factores genéticos y de exposición a tóxicos, la prevalencia reportada del 50% resultó similar a la nuestra.

En nuestro estudio la hipertrigliceridemia fue el único factor de riesgo clásico que evidenció diferencias significativas al comparar a pacientes con controles, dato ya previamente reportado por otros autores11,25,26.

Este resultado, junto a la observación de que el diagnóstico de LES en sí mismo se asocia de forma independiente a la presencia de aterosclerosis, refuerza la hipótesis de que en los pacientes con LES posiblemente factores de riesgo diferentes de los clásicos influyen en la aparición de aterosclerosis.

En este sentido, la reciente identificación de mecanismos que son comunes a las enfermedades inflamatorias y cardiovasculares constituyen áreas de gran interés en la investigación por las posibles implicaciones terapéuticas que pudieran tener los avances en el conocimiento de estos aspectos27,28. En nuestro estudio los factores que se asociaron de forma independiente con la presencia de aterosclerosis en los pacientes con LES fueron: la edad y el daño sistémico valorado por el índice de SLICC/ACR.

La edad es un factor de riesgo clásico de enfermedad vascular aterosclerótica que se ha encontrado asociado a ella en varios estudios de pacientes con LES12,24,27,29,30.

Por otra parte, la presencia de daño sistémico, que se considera un indicador de enfermedad severa, y de proceso irreversible; también ha sido reportado previamente por otros grupos de trabajo12,27,31,32.

En cambio, ni la afección de órganos vitales ni las dosis acumuladas de glucocorticoides se mostraron como variables independientes asociadas a la presencia de aterosclerosis en nuestros pacientes con LES. La menor prevalencia de aterosclerosis en pacientes con órganos vitales afectados coincide con un estudio previo que sugiere que pudieran existir dos patrones de enfermos con LES, uno crónico, con enfermedad menos agresiva que potencia la aterosclerosis por un continuo bajo grado de inflamación persistente, y otro patrón de enfermedad autoinmunitaria más agresiva en la que la aterosclerosis es menos evidente debido al tratamiento agresivo con esteroides e inmunosupresores27. Por otra parte, la influencia aterogénica del tratamiento con esteroides se ha vinculado, sobre todo, a las alteraciones que causan en los perfiles lipídicos, en el incremento de la presión arterial y en su asociación con hiperglucemia. Sin embargo, los recientes hallazgos de ausencia de asociación entre el uso de esteroides y la presencia de aterosclerosis en pacientes con LES sugiere que mecanismos inflamatorios asociados a lesión endotelial pudieran estar involucrados en la génesis de la aterosclerosis. En este sentido se ha llegado a sugerir que el tratamiento con esteroides podría prevenir su desarrollo en estos pacientes con procesos inflamatorios crónicos como son los enfermos con LES. Dos estudios publicados recientemente con altas tasas de aterosclerosis en pacientes con LES que no se asocian a las dosis acumuladas de corticosteroides27,28, incluso uno de ellos mostrando tasas más bajas de aterosclerosis en los pacientes con dosis medias más altas de esteroides e inmunosupresores, apoyarían estas hipótesis inflamatorias en la génesis de la aterosclerosis27.

Dentro de las limitaciones de nuestro trabajo, cabe destacar la no evaluación por problemas técnicos de la influencia de la actividad inflamatoria por ella misma (mediadores de inflamación y/o índice global de actividad del LES) con la presencia de aterosclerosis.

En conclusión, la prevalencia de enfermedad vascular aterosclerótica es elevada en nuestros enfermos con LES y parece asociarse más a factores relacionados con el propio LES que a los factores clásicamente implicados en la aterosclerosis. En este sentido es necesario diseñar estudios en pacientes con LES que evalúen la influencia de la actividad inflamatoria y las repercusiones que sobre ella puedan tener los tratamientos antiinflamatorios para disminuir la aterosclerosis.

Bibliografía
[1.]
K.C. Kalunian.
Definition, classification, activity in damage indice.
Dubois, Lupus Erythematosus, 5.a ed., pp. 19
[2.]
S. Urdí, E.D. Harris, C.B. Sledge, T.C. Budd, J.S. Sergent.
Kelley’s Textbook of Rheumatology.
6.a ed., Marbán Libros, (2003),
[3.]
K. Manger, B. Manger, R. Repp, M. Greisselbrecht, A. Greiger, A. Pfahlberg.
Definition of risk for death, in stage renal disease, and tromboembolic events in a monocentric cohort of 338 patients with systemic lupus erythematosus.
Ann Rheum Dis, 6 (2002), pp. 1065-1070
[4.]
A.T. Borchers, C.L. Keen, Y. Shoenfeld, M.E. Gershwin.
Surviving the butterfly and the wolf: mortally trends in systemic lupus erythematosus.
Autoimmune Rev, 3 (2004), pp. 423-433
[5.]
Y. Alamanos, P.V. Voulgari, M. Papassava, K. Tsamandouraki, A.A. Drosos.
Survival and mortality rates of systemic lupus erythematosus in northwest Greece. Study of 21 year incidence cohort.
Rheumatology (Oxford), 42 (2003), pp. 582-584
[6.]
K. Manger, M. Kusus, C. Forster, D. Ropers, J.R. Daniel, W.G. Kalden, et al.
Factor associated with coronary artery calcification in young female patients with SLE.
Ann Rheum Dis, 62 (2003), pp. 846-850
[7.]
C. Fienhn, Y. Hajjar, K. Mueller, R. Waldhern, A.D. Ho, K. Andrassy.
Improved clinical outcome of lupus nephritis during the past decade: Importance of early diagnosis and treatment.
Ann Rheum Dis, 62 (2003), pp. 435-439
[8.]
M.B. Urowitz, A.A. Bookman, B.E. Koehler, D.A. Gordon, H.A. Smythe, M.A. Ogryzlo.
The bimodal mortality pattern of systemic lupus erythematosus.
Am J Med, 60 (1976), pp. 221-225
[9.]
H. Johnson, O. Nived, G. Sturfelt.
Outcome in systemic lupus erythematosus: a prospective study of patients from a defined population.
Medicine (Baltimore), 68 (1989), pp. 141-150
[10.]
S. Manzi, E.N. Meilahn, J.E. Rairie, C.G. Conte, T.A. Medsger, J.R. JanseyMcWilliams, et al.
Age-specific incidence rates of myocardial infarction and angina in women with systemic lupus erythematosus: comparison with Framingham study.
AmJ Epidemiol, 145 (1997), pp. 408-415
[11.]
E. Svenungsson, K. Jensen-Ursatd, M. Heimburger, A. Silveira, A. Hamsten, V. De Faure, et al.
Risk factors for cardiovascular disease in systemic lupus erythematosus.
Circulation, 104 (2001), pp. 1887-1893
[12.]
S. Manzi, F. Selzer, K. Sutton-Tyrrell, S.G. Fitzgerald, J.F. Raisie, R.P. Tracy, et al.
Prevalence and risk carotid plaque in women with systemic lupus erythematosus.
[13.]
M.J. Roman, J.E. Salmon, R. Sobel, M.D. Lockalin, L. Sammaritano, J.E. Schartz, et al.
Prevalence and relation to risk factors of carotid atherosclerosis and left ventricular hypertrophy in systemic lupus erythematosus and antiphospholipid antibody syndrome.
AmJ Cardiol, 87 (2001), pp. 663-666
[14.]
A. Doria, Y. Shoenfield, P.F. Gambari.
Risk factors for subclinical atherosclerosis in a prospective cohort of patients with systemic lupus erythematosus.
Ann Rheum Dis, 62 (2003), pp. 1071-1077
[15.]
S. Jimenez, M.A. Garcia Criado, D. Tassies, J.C. Reverter, R. Cervera, M.R. Gilarbert, et al.
Preclinical vascular disease in systemic lupus erythematosus and primary antiphospholipid syndrome.
Rheumatology (Oxford), 41 (2005), pp. 756-761
[16.]
M. Petri, S. Perez-Gutthann, D. Spence, M.C. Hochberg.
Risk factors for coronary artery disease in patients with systemic lupus erythematosus.
Am J Med, 93 (1992), pp. 513-551
[17.]
M. Petri, D. Sepnce, L.R. Bone, M.C. Hochberg.
Coronary artery disease risk factors in the Johns Hopkins Lupus Cohort: prevalence, recognition by patients, and preventive practices.
Medicine (Baltimore), 71 (1992), pp. 291-302
[18.]
M. Petri, R. Roubenoff, G. Dallal, M.R. Nadeau, J. Selhub, I.H. Rosenberg.
Plasma homocysteine as a risk factor for atherothrombotic events in systemic lupus erythematosus.
Lancet, 348 (1996), pp. 1120-1124
[19.]
J.M. Esdaile, M. Abrahamowicz, T. Grodzicky, Y. Li, C. Panaritis, R. du Berger, et al.
Traditional Framingham risk factors fail to fully account for accelerated atherosclerosis in systemic lupus erythematosus.
Arthritis Rheum, 44 (2001), pp. 2331-2337
[20.]
E. Svenungsson, I. Gunnarsson, G.Z. Fei, I.E. Lundberg, L. Klareskog, J. Frostegard.
Elevated triglycerides and low levels of high-density lipoprotein as markers of disease activity in association with up-regulation of the tumor necrosis factor alpha/tumor necrosis factor receptor system in systemic lupus erythematosus.
Arthritis Rheum, 48 (2003), pp. 2533-2540
[21.]
L.J. Jara, G. Medina, O. Veral-Lastra, M.C. Amigo.
Accelerated atherosclerosis, immune response and autoimmune rheumatic diseases.
Autoimmun Rev, 5 (2006), pp. 195-201
[22.]
Y. Shoenfeld, R. Gerli, A. Doria, E. Matsuura, M.M. Cerinic, N. Ronda, et al.
Accelerated atherosclerosis in autoimmune rheumatic diseases.
Circulation, 112 (2005), pp. 3337-3347
[23.]
E.M. Tan, A.S. Cohen, J.F. Fries, A.T. Masi, D.J. Mcslave, N.F. Rothfield, et al.
The 1982 revised criteria for the classification of systemic lupus erythematosus.
Arthritis Rheum, 25 (1982), pp. 1271-1277
[24.]
A.W. Souza, F.S. Hatta, F. Fa Miranda Jr, I.E. Sato.
Atherosclerosis plaque in carotid arteries in systemic lupus erythematosus: frequency and associated risk factors.
Sao Paulo Med J, 123 (2005), pp. 45-48
[25.]
N.I. Bruce.
Not only... but also: factors that contribute to accelerat atherosclerosis and premature coronary heart disease in systemic lupus erythematosus.
Rheumatology, 44 (2005), pp. 1492-1502
[26.]
D.E. Laaksonen, H.M. Lakka, L.K. Niskanen, G.A. Kaplan, J.T. Salonen, T.A. Lakka.
Metabolic syndrome and development of diabetes mellitus: application and validation of recently suggested definitions of the metabolic syndrome in a prospective cohort study.
AmJ Epidemiol, 156 (2002), pp. 1070-1077
[27.]
M.J. Roman, B.A. Shanker, A. Davis.
Prevalence and correlates of accelerated atherosclerosis in systemic lupus erythematosus.
N Engl J Med, 349 (2003), pp. 2399-2406
[28.]
Y. Asanuma, A. Oeser, A.K. Shintani, E. Turner, N. Olsen, S. Fozio, et al.
Premature coronary atherosclerosis in systemic lupus erythematosus.
N EnglJ Med, 349 (2003), pp. 2407-2415
[29.]
T. Wolak, E. Todosoui, G. Szendro, A. Bolotin, B.S. Jonathan, D. Flusser, et al.
Duplex study of the carotid and femoral arteries of patients with systemic lupus erythematosus.
J Rheumatol, 31 (2004), pp. 909-914
[30.]
F. Selzer, K. Sutton-Tyrrell, S.G. Fitzgerald, J.E. Pratt, R.P. Tracy, L.H. Kuller, et al.
Comparison of risk factors for vascular disease in the carotid artery and aorta in women with systemic lupus erythematosus.
Arthritis Rheum, 50 (2004), pp. 151-159
[31.]
S.P. Bhatt, R. Handa, G.S. Gulati, S. Shamun, R.M. Paudey, P. Aggorwald, et al.
Atherosclerosis in Asian Indians with systemic lupus erythematosus.
ScandJ Rheumatol, 35 (2006), pp. 128-132
[32.]
F. Falaschi, A. Ravelli, A. Martignoni, D. Miglivacca, M. Sartori, A. Pistorio, et al.
Nephrotic - range proteinuria, the major risk factor for early atherosclerosis in juvenile-onset systemic lupus erythematosus.
Copyright © 2008. Elsevier España. Reumatología Clínica ® Sociedad Española de Reumatología and ® Colegio Mexicano de Reumatología
Idiomas
Reumatología Clínica

Suscríbase a la newsletter

Opciones de artículo
Herramientas
es en

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

es en
Política de cookies Cookies policy
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. To improve our services and products, we use "cookies" (own or third parties authorized) to show advertising related to client preferences through the analyses of navigation customer behavior. Continuing navigation will be considered as acceptance of this use. You can change the settings or obtain more information by clicking here.