Publique en esta revista
Información de la revista
Vol. 13. Núm. 1.
Páginas 55-56 (Enero - Febrero 2017)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Vol. 13. Núm. 1.
Páginas 55-56 (Enero - Febrero 2017)
Carta al Editor
DOI: 10.1016/j.reuma.2016.04.005
Acceso a texto completo
Síndrome poliadenopático en lupus eritematoso sistémico: ¿es la enfermedad de Kikuchi-Fujimoto?
Lymphadenopathy syndrome in systemic lupus erythematosus: Is it Kikuchi-Fujimoto disease?
Visitas
6631
Tarek Carlos Salman-Montea,
Autor para correspondencia
, José Pérez Ruiza, Miriam Almiralla, Miguel Ángel Campillo Ibáñeza, Luis Carlos Barranco Sanzb, Jordi Carbonell Abellóa
a Rheumatology Department, Parc de Salut Mar/Hospital del Mar, IMIM, Barcelona. Department of Medicine, Universitat Autònoma de Barcelona (UAB), España
b Pathology Department, Parc de Salut Mar/Hospital del Mar, Barcelona, España
Este artículo ha recibido
6631
Visitas
Información del artículo
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Figuras (1)
Tablas (1)
Tabla 1. Descripción de los 3 casos
Texto completo
Sr. Editor:

El síndrome poliadenopático es una manifestación frecuente en el lupus eritematoso sistémico (LES). Por lo general, las adenopatías son de pequeño tamaño y se encuentran en la región cervical, inguinal y axilar. Están presentes en hasta el 25% de los pacientes y normalmente aparece en las primeras etapas de la enfermedad o en las recaídas1. El diagnóstico diferencial del síndrome poliadenopático en el LES incluye la linfadenitis histiocítica necrosante o enfermedad de Kikuchi-Fujimoto (EKF), la enfermedad de Castleman, la sífilis, la tuberculosis, la sarcoidosis, los síndromes mononucleósidos (virus de Epstein-Barr [EBV], citomegalovirus), el herpes simple, el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH), el virus de la hepatitis B (VHB) y hepatitis C (VHC), otras infecciones y linfoma2.

La EKF o linfadenitis histiocítica necrosante es un raro trastorno clínico caracterizado por adenopatías (generalmente cervicales), fiebre, sudores nocturnos y leucopenia. Afecta principalmente a mujeres jóvenes asiáticas. Fue descrita por primera vez por Kikuchi y Fujimoto en 19723,4. Las afectaciones cardíaca, pulmonar y hepática aumentan la mortalidad en dicha entidad. La causa exacta de la EKF es aún desconocida, pero las publicaciones recientes se inclinan hacia una infección viral (EBV y otros) o trastorno autoinmune (respuesta inmunitaria exagerada mediada por células T)5. Para diagnosticar la enfermedad es necesario realizar una biopsia escisional de los ganglios linfáticos afectados. La asociación de la EKF con el LES es rara y sigue siendo un tema de debate si se trata de una coincidencia casual o una manifestación clínica en el LES.

Se presenta la coexistencia de estas 2 enfermedades en 2 jóvenes pacientes con LES (casos 1 y 2) y describimos otro caso de síndrome poliadenopático en el LES (caso 3) en el que se realizó citología del ganglio linfático afectado en lugar de biopsia escisional (tabla 1). En los 3 casos los resultados de las serologías de VIH, VHB, VHC, EBV, citomegalovirus, virus del herpes simple, rubéola, toxoplasma, parvovirus B19, Yersinia enterocolitica, Salmonella y Brucella fueron negativos, al igual que el resultado de los ensayos de liberación de interferón γ (IGRA, por sus siglas en inglés) para las 3 pacientes.

Tabla 1.

Descripción de los 3 casos

  CASO 1  CASO 2  CASO 3 
Demográficos
Edad
Sexo
Raza 

36
Femenino
Caucasiana 

30
Femenino
Latinoamericana 

37
Femenino
Caucasiana 
Manifestaciones clínicas  Linfadenopatía cervical
Artritis
Astenia 
Linfadenopatía axilar y supraclavicular
Poliartritis
Astenia
Pérdida de peso
Fiebre 
Linfadenopatía cervical
Sudoración nocturna (2 meses)
Úlceras orales dolorosas
Pérdida de peso 
Laboratorio  AAN 1/320
AntDNAdc: 417 UI/mL
C3: 75mg/dL
C4: 12mg/dL 
AAN 1/320
AntDNAdc: 310 UI/mL
C3: 112mg/dL
C4: 24mg/dL 
AAN 1/40
AntDNAdc: 732 UI/mL
C3: 57mg/dL
C4: 16mg/dL 
Imagen  TC cervical  TC toracoabdominal  TC cervical 
Anatomía patológica  Ganglio linfático cervical: linfocitos con áreas de necrosis en diferentes etapas de maduración. Abundante presencia de linfocitos CD8 con gránulos citotóxicos TIA1+ (fig. 1A-C)  Ganglio linfático supraclavicular: Linfocitos con áreas de necrosis en diferentes etapas de maduración. Abundante presencia de linfocitos CD8 con gránulos citotóxicos TIA1+ (fig. 1D)  No realizada biopsia escisional, solo se excluyó malignidad mediante PAAF guiada por ecografía 
Tratamiento y evolución  Glucocorticoides
La linfadenopatía desapareció prácticamente al completo 
Glucocorticoides
Azatioprina
La linfadenopatía desapareció prácticamente al completo 
Glucocorticoides
La linfadenopatía desapareció prácticamente al completo 

La EKF se ha descrito en asociación con el LES y en otras enfermedades del tejido conectivo, tales como el síndrome antifosfolipídico, el síndrome de Sjögren, la policondritis recidivante y la hepatitis autoinmune6,7. Por lo general, es una enfermedad con curso benigno y generalmente se resuelve espontáneamente en uno a 4 meses, pero algunos casos han sido reportados con un mal resultado y presentaciones atípicas8. La biopsia de los ganglios linfáticos afectados muestra las regiones necrosantes irregulares principalmente en las áreas paracorticales con pérdida parcial o completa de la arquitectura folicular, cariorrexis y ausencia de neutrófilos, con presencia de linfocitos transformados (inmunoblastos) alrededor de las áreas necróticas. Se ha documentado además que las células lesionales infiltran el tejido fibroadiposo perinodal9. Manifestaciones poco frecuentes de la EKF son: lesiones cutáneas, adenopatías mesentéricas, esplenomegalia, mialgias y parotidomegalia.

No existe un tratamiento eficaz, pero en los casos sin complicaciones o enfermedad autolimitada el tratamiento con glucocorticoides suele ser eficaz, como en los 3 casos documentados, aunque los estudios revelan la recurrencia de la enfermedad en el 3-4% de los pacientes10.

En el tercer caso no se realizó biopsia escisional, hecho que evita que podamos informar de otro caso de linfadenitis histiocítica necrosante, pero el curso y la evolución de la enfermedad baraja esta posibilidad (la buena respuesta a los glucocorticoides descarta origen infeccioso o malignidad en el cuadro). El diagnóstico precoz es fundamental para la correcta gestión de la enfermedad y la asociación con el LES necesita más investigación. Nuestra experiencia refuerza la hipótesis de que es necesario realizar biopsia escisional de los ganglios linfáticos en los casos de síndrome poliadenopático en el LES que carezcan de diagnóstico. Por lo tanto, no solo hay que descartar malignidad mediante citología, es más aconsejable extraer el ganglio completo para intentar filiar el cuadro porque la actitud terapéutica será diferente en cada caso dependiendo del resultado (fig. 1).

Figura 1.

A) Hematoxilina-eosina: ganglio linfático cervical. Linfocitos con áreas de necrosis en diferentes etapas de maduración. B) Ganglio linfático cervical. Presencia de linfocitos con expresión CD8 en relación con áreas de necrosis. C) Ganglio linfático cervical. Presencia de linfocitos con expresión TIA1 en relación con áreas de necrosis. D) Ganglio linfático supraclavicular. Hematoxilina-eosina: linfocitos con áreas de necrosis en diferentes etapas de maduración.

(0,31MB).
Conflicto de intereses

Los autores declaran no tener conflicto de intereses.

Bibliografía
[1]
Y. Shapira, A. Weinberger, A.J. Wysenbeek.
Lymphadenopathy in systemic lupus erythematosus. Prevalence and relation to disease manifestations.
Clin Rheumatol., 15 (1996), pp. 335-338
[2]
M.E. Gómez Caballero, M. Martínez-Morillo.
A woman with systemic lupus erythematosus and polyadenopathy.
ReumatolClin., 9 (2013), pp. 188-192
[3]
M. Kikuchi.
Lymphadenitis showing focal reticulum cell hyperplasia with nuclear debris and phagocytosis.
Nippon Ketsueki Gakkai Zasshi., 35 (1972), pp. 379-380
[4]
Y. Fujimoto, Y. Kojima, K. Yamaguchi.
Cervical subacute necrotizing lymphadenitis. A new clinicopathological entity.
Naika., 20 (1972), pp. 920-927
[5]
T. Rezayat, M.B. Carroll, B.C. Ramsey, A. Smith.
A case of relapsing kikuchi-fujimoto disease.
Case Rep Otolaryngol., 2013 (2013), pp. 364795
Epub 2013 Jan 20
[6]
L.W. Smith, M. Petri.
Diffuse lymphadenopathy as the presenting manifestation of systemic lupus erythematosus.
J Clin Rheumatol., 19 (2013), pp. 397-399
[7]
M. Soy, H. Peynirci, S. Bilgi, M.K. Adali, S. Güresci.
Kikuchi-Fujimoto disease coexisted with Sjögren syndrome.
Clin Rheumatol, 26 (2007), pp. 607-608
[8]
T. Kampitak.
Fatal Kikuchi-Fujimoto disease associated with SLE and hemophagocytic syndrome: A case report.
Clin Rheumatol., 27 (2008), pp. 1073-1075
[9]
M. Pilichowska, J.L. Pinkus, G.S. Pinkus.
Histiocytic necrotizing lymphadenitis (Kikuchi-Fujimoto disease) lesional cells exhibit an immature dendritic cell phenotype.
Am J Clin Pathol., 131 (2009), pp. 174-182
[10]
R.F. Dorfman.
Histiocytic necrotizing lymphadenitis of Kikuchi and Fujimoto.
Arch Pathol Lab Med., 111 (1987), pp. 1026-1029
Copyright © 2016. Elsevier España, S.L.U. and Sociedad Española de Reumatología y Colegio Mexicano de Reumatología
Idiomas
Reumatología Clínica

Suscríbase a la newsletter

Opciones de artículo
Herramientas
es en

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

es en
Política de cookies Cookies policy
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. To improve our services and products, we use "cookies" (own or third parties authorized) to show advertising related to client preferences through the analyses of navigation customer behavior. Continuing navigation will be considered as acceptance of this use. You can change the settings or obtain more information by clicking here.