Publique en esta revista
Información de la revista
Vol. 9. Núm. 5.
Páginas 328-329 (Septiembre - Octubre 2013)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Vol. 9. Núm. 5.
Páginas 328-329 (Septiembre - Octubre 2013)
Carta al Editor
DOI: 10.1016/j.reuma.2012.12.003
Acceso a texto completo
Uso de agomelatina como tratamiento coadyuvante en la fibromialgia
Agomelatine adjunctive therapy for fibromyalgia
Visitas
6699
Oscar Medina Ortiz
Autor para correspondencia
oscarmedina61@yahoo.es
omedina@hggm.es

Autor para correspondencia.
, Gerardo Rico, Luis Oliveros, Nora Sánchez-Mora
Cátedra de Psiquiatría, Psicología de la Salud y Medicina del Sueño, Facultad de Medicina, Universidad de los Andes, San Cristóbal, Venezuela
Este artículo ha recibido
6699
Visitas
Información del artículo
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Figuras (1)
Texto completo
Sr. Editor:

La fibromialgia es una enfermedad crónica que puede afectar a la esfera biológica, psicológica y social del paciente1. Incluye síntomas como fatiga extrema, dolor persistente, rigidez de músculos, tendones y tejido blando, dificultad para dormir, alteraciones de memoria, depresión y ansiedad, entre otras2.

La agomelatina es un antidepresivo agonista de los receptores melatoninérgicos MT1 y MT23 y antagonista de los receptores postsinápticos de serotonina (5-HT2c), con capacidad de «resincronizar» el reloj biológico4,5.

Sobre la base de la observación empírica de varios reumatólogos de San Cristóbal (Venezuela) sobre la aparente eficacia de agomelatina en casos de fibromialgia resistente al tratamiento convencional, presentamos un caso de una paciente femenina de 43 años, con diagnóstico de fibromialgia desde hace 3 años, y con tratamiento a base de L-arginina, pregabalina, amitriptilina, triptófano, meloxicam y complejo B. Debido a que la farmacoterapia no había mostrado eficacia, se indica agomelatina 25mg antes de dormir como tratamiento coadyuvante y sustituto de amitriptilina. El caso fue seguido durante 16 semanas y evaluado con los siguientes instrumentos: cuestionario de impacto de la fibromialgia (FIQ), escala de dolor de Lanss, índice de calidad de sueño de Pittsburgh e Índice de dolor generalizado.

Al inicio, la paciente se encontraba con apariencia física deteriorada, falta de sueño, dolores musculares y fatiga. En la semana 2 apreciamos una mejoría evidente en los parámetros anteriormente descritos. Para la semana 6 la mejoría en los trastornos del sueño era clínicamente significativa, la latencia del sueño había disminuido de 15 a 5 min y las horas de sueño nocturno aumentaron de 5 a 8; la paciente podía realizar la mayoría de sus actividades con regularidad y mejoró su estado de ánimo. En la semana 14 la paciente había recuperado la capacidad de realizar la totalidad de las actividades diarias y presentaba mejor tolerancia al dolor, lo que se mantuvo en la semana 16. En la figura 1 se expone la evolución de la sintomatología clínica de la paciente con los puntajes de las escalas utilizadas, FIQ, escala de dolor de Lanss e índice de calidad de sueño de Pittsburgh.

Figura 1.

Evolución clínica del paciente después del tratamiento con agomelatina (16 semanas).

(0,11MB).

Al parecer, el tratamiento coadyuvante con agomelatina podría mejorar la condición física y psicológica de algunos pacientes con fibromialgia que no han respondido a fármacos convencionales, sobre todo en lo concerniente al sueño y percepción del dolor, ya que la fibromialgia parece ser más severa en pacientes con mayores alteraciones del sueño, relacionándose esto con un mayor número de puntos dolorosos, dolor más intenso y duradero6. La razón por la cual la agomelatina podría mejorar a los pacientes con fibromialgia no está muy clara; sin embargo, el hecho de que esta molécula pueda «resincronizar» los patrones de sueño y ritmo circadiano, y ser agonista de los receptores de melatonina, podría repercutir en la mejoría de algunos síntomas de la enfermedad, tomando en consideración que los pacientes con fibromialgia pueden presentar hasta un 31% menos de secreción de melatonina en horas de la noche7, contribuyendo esto a mayor alteraciones del sueño, fatiga durante el día y cambios en la percepción del dolor. De manera que la intervención en los ritmos circadianos podría ser un factor de importancia en el tratamiento de la fibromialgia8.

Si bien los estudios al respecto no son concluyentes y algunos autores no consideran relevantes o significativos los cambios en los niveles de melatonina o ritmos circadianos en pacientes con fibromialgia9, y el único estudio que hemos encontrado del uso de agomelatina en este tipo de pacientes tampoco parece mostrar una eficacia significativa10, es probable que un grupo determinado de pacientes con fibromialgia pudiera beneficiarse con este tratamiento, sobre todo aquellos que no han respondido a los fármacos generalmente utilizados para tratar esta afección.

Otros estudios con un mayor número de pacientes y una metodología más estricta deben ser llevados a cabo.

Conflicto de intereses

Ninguno de los autores manifiesta conflicto de interés alguno, aun cuando el tratamiento de agomelatina fue obsequiado por Laboratorios Servier de Venezuela, durante las 16 semanas de seguimiento.

Bibliografía
[1]
D. Buskila.
Fibromyalgia: a biopsychosocial syndrome.
Isr Med Assoc J, 5 (2003), pp. 887-888
[2]
I. Grodman, D. Buskila, Y. Arnson, A. Altaman, D. Amital, H. Amital.
Understanding fibromyalgia and its resultant disability.
Isr Med Assoc J, 13 (2011), pp. 769-772
[3]
D.P. Zlotos.
Recent advances in melatonin receptor ligands.
Arch Pharm (Weinheim), 338 (2005), pp. 229-247
[4]
C. Álamo, F. López-Muñoz, M.J. Armada.
Agomelatina: un nuevo enfoque farmacológico en el tratamiento de la depresión con traducción clínica.
Psiq Biol, 15 (2008), pp. 125-139
[5]
C. Álamo, F. López-Muñoz.
Depresión y ritmos circadianos: relación farmacológica. El papel de la agomelatina [Depression and circadian rhythms: pharmacological relationship. The role of agomelatine].
Rev Psiquiatr Salud Ment (Barc), 3 (2010), pp. 2-11
[6]
S. Roizenblatt, H. Moldofsky, A.A. Benedito-Silva, S. Tufik.
Alpha sleep characteristics in fibromyalgia.
[7]
J. Wikner, U. Hirsch, L. Wetterberg, S. Rojdmark.
Fibromyalgia —a syndrome associated with decreased nocturnal melatonin secretion.
Clin Endocrinol (Oxf), 49 (1998), pp. 179-183
[8]
A.A. Mahdi, G. Fatima, S.K. Das, N.S. Verma.
Abnormality of circadian rhythm of serum melatonin and other biochemical parameters in fibromyalgia syndrome.
Indian J Biochem Biophys, 48 (2011), pp. 82-87
[9]
E.B. Klerman, D.L. Goldenberg, E.N. Brown, A.M. Maliszewski, G.K. Adler.
Circadian rhythms of women with fibromyalgia.
J Clin Endocrinol Metab, 86 (2001), pp. 1034-1039
[10]
C.M. Rodrıguez-Lopez, P. Torres-Salinas, J.M. Garcıa-Leiva, J. Hidalgo-Tallon, R. Molina-Barea, J.S. Vilchez-Perez, et al.
Agomelatine in patients with depression and fibromyalgia: a pilot trial.
Basic & Clinical Pharmacology & Toxicology, 109 (2011),
Copyright © 2012. Elsevier España, S.L.. Todos los derechos reservados
Idiomas
Reumatología Clínica

Suscríbase a la newsletter

Opciones de artículo
Herramientas
es en

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

es en
Política de cookies Cookies policy
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. To improve our services and products, we use "cookies" (own or third parties authorized) to show advertising related to client preferences through the analyses of navigation customer behavior. Continuing navigation will be considered as acceptance of this use. You can change the settings or obtain more information by clicking here.