Publique en esta revista
Información de la revista
Vol. 12. Núm. 3.
Páginas 175-177 (Mayo - Junio 2016)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Vol. 12. Núm. 3.
Páginas 175-177 (Mayo - Junio 2016)
Carta al Editor
DOI: 10.1016/j.reuma.2015.05.011
Acceso a texto completo
Anacusia súbita neurosensorial bilateral en un paciente con síndrome antifosfolípido primario microangiopático
Bilateral sudden sensorineural hearing loss in a patient with microangiopathic antiphospholipid syndrome
Visitas
...
Aida Galicia-Lópeza, Juan Carlos Anda-Garayb, Maximiliano García de la Peñac,
Autor para correspondencia
maxdelapena@gmail.com

Autor para correspondencia.
a Departamento de Reumatología, Hospital General de Zona N.° 2-A «Troncoso», IMSS, México DF, México
b Departamento de Medicina Interna, Hospital de Especialidades, Centro Médico Nacional Siglo XXI, IMSS, México DF, México
c Coordinación de Planeación de Infraestructura Médica, Instituto Mexicano del Seguro Social, México DF, México
Información del artículo
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Figuras (1)
Tablas (1)
Tabla 1. Estudios inmunológicos
Texto completo
Sr. Editor:

La anacusia súbita neurosensorial (ASN) se define como el deterioro repentino de al menos 30dB en la capacidad auditiva, la presentación bilateral (ASBN) es extremadamente rara1 (<5% del total). Se conocen las siguientes etiologías: infecciones virales, rotura de la membrana timpánica, trastornos vasculares y autoinmunitarios2. La etiología autoinmunitaria fue propuesta por Ernst Lehnhardt en un paciente con ASN unilateral, que posteriormente desarrolló afección bilateral3. Él postuló que la destrucción del primer oído condicionó el desarrollo de anticuerpos que afectaron al contralateral. Las primeras asociaciones de ASNB con enfermedades reumáticas se describieron en los años 80 en pacientes con LES y anticardiolipinas (aCL)4, en la misma época en que Hughes destacaba las inusuales presentaciones de trombosis, abortos y anticoagulante lúpico en pacientes con LES, lo que sentaría las bases para la caracterización del SAF. Desde entonces, el concepto del SAF ha evolucionado considerablemente. En años recientes se reconoce una variante con afectación exclusivamente microangiopática (MAPS) en la que virtualmente cualquier órgano puede ser afectado5.

Un varón de 54 años consultó por anacusia súbita bilateral, cefalea y vértigo. Contaba con antecedente de pancreatitis aguda con DM secundaria 4 años previos. Hipotiroidismo primario de 7 años. Fue abordado por otoneurología y posterior a la audiometría se concluyó anacusia neurosensorial bilateral y lo manejó con dexametasona transtimpánica. Infectología prescribió ganciclovir 12mg/kg/día durante 10 días+prednisona 50mg/día durante 4 semanas. Los estudios de neuroconducción revelaron potenciales auditivos de latencia corta sin respuesta. La logoaudiometría reportó ausencia de respuesta a intensidades máximas. Se canalizó a terapia de lectura labiofacial y a reumatología por hallazgo de aCL. En reumatología diagnosticamos SAF con base en los anti-ß2GP IgM y aCL a títulos altos, anticoagulante lúpico positivo y TTPa prolongado. Posterior a sus estudios inmunológicos (tabla 1) descartamos presencia de lupus. Adicionalmente, en la IRM observamos imágenes hiperintensas subcorticales en lóbulos frontales y parietales bilaterales con comportamiento vascular y reforzamiento normal, lo que demuestra afección microvascular (fig. 1). Debido a que nunca presentó trombosis de grandes vasos, concluimos que se trataba de un SAF primario en su variedad microangiopática.

Tabla 1.

Estudios inmunológicos

Prueba  Resultado 
Anticuerpos antinucleares  80 homogéneo, 40 citoplásmico 
Anticuerpos anti-DNA  Negativos 
Anticuerpos anti-Sm  Negativos 
Anticoagulante lúpico  1,69 (positivo <1,2) 
Anti-ß2GP IgM  3.350 (<8 U/ml) 
Anti-ß2GP IgG  6,8 (14,3 U/ml) 
Anticardiolipinas IgM  >255 MPL (positivo>15) 
Anticardiolipinas IgG  46,3 GPL (positivo >20,1) 
Complemento C3  296,7mg/dL (90-180) 
Complemento C4  29,8mg/dL (10-40) 
Figura 1.

a) IRM en secuencia T1 con imágenes hiperintensas de daño microvascular en sustancia blanca de lóbulos frontales y parietales bilaterales; b) IRM secuencia de inversión recuperación, con lesiones en lóbulo temporal derecho; c) Angiorresonancia magnética mostrando circulación cerebral anterior sin afección de grandes vasos; d) Angiorresonancia con polígono de Willis normal.

(0,25MB).

Nuestro paciente representa un caso prototipo de MAPS, cuyo diagnóstico se estableció con los títulos de anti-ß2GP IgM, aCL, anticoagulante lúpico, TTPa prolongado y manifestaciones microvasculares. La afección a SNC quedó demostrada por los hallazgos típicos en la IRM de afección microvascular, caracterizados por lesiones de predominio en sustancia blanca debido a la mayor vulnerabilidad a la isquemia de esta zona6. En cuanto a la ASBN, constituye una entidad de presentación excepcional, y no obstante que su asociación con la presencia de aCL está bien establecida, los mecanismos patogénicos permanecen siendo un misterio. Se ha sugerido que los antifosfolípido (aFL) activan el endotelio de la circulación coclear y esta sobre regulación ocasiona microtrombos locales e isquemia en el oído interno7. Con relación a las manifestaciones pancreáticas, al descartarse otras entidades nosológicas, es razonable considerar su relación con el MAPS. En este sentido, el primer caso de compromiso pancreático en SAF fue descrito por Bird et al.8 y desde entonces varios casos han sido publicados. Las autopsias muestran inflamación crónica y trombosis en arterias pancreáticas en ausencia de vasculitis9. Respecto a la presencia de hipotiroidismo, aún existe controversia sobre el significado clínico de los aFL en la enfermedad autoinmune tiroidea, pero la evidencia actual apunta a que la producción de anticuerpos anti-tiroglobulina y anti-microsomales se acompaña con la síntesis de aFL como un epifenómeno10.

En conclusión, la ASBN es una urgencia médica con pronóstico ominoso. No existe consenso sobre el tratamiento, pero es altamente recomendable iniciar la anticoagulación de inmediato. La terapia inmunosupresora no ha mostrado utilidad en los casos reportados.

Bibliografía
[1]
S.A. Sara, B.M. Teh, P. Friedland.
Bilateral sudden sensorineural hearing loss: review.
J Laryngol Otol, 128 (2014), pp. S8-S15
[2]
J.A. Cavallasca, G.G. Nasswetter, D.M. Gutiérrez, E.A. Bercellini, A.L. Brodsky.
Sudden sensorineural hearing loss as a manifestation of primary antiphospholipid syndrome.
Joint Bone Spine, 74 (2007), pp. 403-404
[3]
E. Lehnhardt.
Sudden hearing disorders occurring simultaneously or successively on both sides.
Z Laryngol Rhinol Otol, 37 (1958), pp. 1-16
[4]
D.D. Caldarelli, J.E. Rejowski, J.P. Corey.
Sensorineural hearing loss in lupus erythematosus.
AM J Otolaryngol, 7 (1986), pp. 210-213
[5]
R.A. Asherson.
New subsets of the antiphospholipid syndrome in 2006: PRE-APS (probable APS) and microangiopathic antiphospholipid syndrome (MAPS).
Autoimmun Rev, 6 (2006), pp. 76-80
[6]
M.G. Tektonidou, N.V. Grigorios Kotoulas, A. Antoniou, H.M. Moutsopoulos.
Cognitive deficits in patients with antiphospholipid syndrome: Association with clinical, laboratory, and brain magnetic resonance imaging findings.
Arch Intern Med, 166 (2006), pp. 2278-2284
[7]
D. Yehudai, Y. Shoenfeld, E. Toubi.
The autoimmune characteristics of progressive or sudden sensorineural hearing loss.
Autoimmunity, 39 (2006), pp. 153-158
[8]
A.G. Bird, R. Lendrum, R.A. Asherson, G.R. Hughes.
Disseminated intravascular coagulation, antiphospholipid antibodies, and ischaemic necrosis of extremities.
Ann Rheum Dis, 46 (1987), pp. 251-255
[9]
C.R. Wang, H.C. Hsieh, G.L. Lee, C.Y. Chuang, C.Y. Chen.
Pancreatitis related to antiphospholipid antibody syndrome in a patient with systemic lupus erythematosus.
J Rheumatol, 19 (1992), pp. 1123-1125
[10]
D. Nabriski, M. Ellis, R. Ness-Abramof, M. Shapiro, L. Shenkman.
Autoimmune thyroid disease and antiphospholipid antibodies.
Am J Hematol, 64 (2000), pp. 73-75
Copyright © 2015. Elsevier España, S.L.U. y Sociedad Española de Reumatología y Colegio Mexicano de Reumatología
Idiomas
Reumatología Clínica

Suscríbase a la newsletter

Opciones de artículo
Herramientas
es en

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?